Te lo dije - Megan Maxwell

10 feb. 2012

Megan Maxwell es el seudónimo bajo el que escribe Carmen, una romántica empedernida. Nació una fría tarde de febrero en Nüremberg (Alemania). Es hija de una española y americano. Antes de cumplir su primer año de edad, su madre, una toledana muy guapa, hizo las maletas y juntas regresaron a España. Concretamente a Madrid, donde su familia las recibió con los brazos abiertos. En su niñez siempre le gustó leer libros sobre mujeres decididas, valientes y con carácter. Nunca le gustaron las féminas modositas.

Como Megan siempre dice: "Para mí escribir es soñar". Por ello escribe, sueña, inventa y crea historias sobre mujeres de rompe y rasga. Mujeres dispuestas a dejar su pequeña huella en el mundo y demostrar que eso de que somos el sexo débil, está obsoleto y anticuado.

Durante años trabajó como secretaria en una asesoría jurídica. Allí escuchó los problemas de muchas personas, hasta que un día decidió hacer algo con su propia vida. El destino le dio una oportunidad y se lanzó a la piscina dispuesta a conseguir su sueño: publicar sus novelas.

Megan Maxwell vive en un encantador pueblo de Madrid, en compañía de su marido, sus dos hijos, su perro Drako y su gato Romeo. 

Título original: Te lo dije
Categoría: Chick-lit
Editorial: La Máquina China, LMC Romántica
Páginas: 408
Oficial site: Web
Este libro contiene la descripción de alguna escena de sexo, por lo que, estáis avisados.

Argumento:

“Si regalaran un diamante por cada disgusto que da la vida, sería multimillonaria”, pensó Victoria cuando encontró a su novio liado con su mejor amiga el día antes de su boda. Y tenía razón, porque a pesar de sus gafas de Prada, de sus bolsos de Chanel, de sus zapatos de Gucci y de todos los Carolina Herrera del mundo colgados en su armario, Victoria solo era una mujer amargada que vive en la mejor zona de Madrid.


En medio de este caos emocional, su empresa le ha dado dos meses para ir a Escocia, localizar a un conde de nombre impronunciable y convencerle de que debe firmar un contrato de cesión del castillo de Eilean Donan para rodar un spot publicitario de una marca de relojes. Dos meses o estará de patitas en la calle y perderá su flamante estilo de vida.

Con un fracaso amoroso a cuestas, una maleta llena de ropa de marca, y una misión empresarial, Victoria, acompañada por su hermana Bárbara la alternativa, se encamina a las Highland en busca del conde McKenna. Allí solo ve un lugar lleno de lluvia, de paletos y de vacas. Ni rastro del conde.

Y lo peor de todo; Niall, el que se considera la mano derecha del invisible aristócrata y al que Victoria se refiere con los apelativos de cromañón, paleto y bestia, tiene un plan muy bien trazado sobre cómo tratar a una española gruñona.

Opinión personal:
Aunque éste es el primer libro de Megan que publicaron, no ha sido hasta ahora que he podido hacerme con él y leerlo. Ya dije que poco a Realmente sus libros están enamorándome mucho. Quizás la historia en un principio pueda parecer un poco repetitiva ya que sigue un mismo patrón con algunas otras obras suyas que he leído: chica española que conoce a un extranjero (normalmente, inglés o escocés), empiezan llevándose mal pero poco a poco van conociéndose y va surgiendo el amor. Pero realmente consigue que cada una de ellas sea un pequeño mundo que nos crea para que podamos disfrutar de él. Las historias no son tan sencillas como en un principio podríamos imaginar, ¿pero qué historia de amor es realmente sencilla? El amor es siempre un tema complicado en la vida real, ¿por qué en los libros tendría que ser diferente? Sus historias siempre tienen un punto de intriga aunque realmente sepas como va a terminar, no sabes los pasos que se van a seguir para llegar hasta allí y eso es lo que hace que te absorba tanto, querer saber qué les va a pasar a los protagonistas, qué es lo que hace que se enfaden y cómo luego se perdonan, o cómo el chico consigue conquistarla y hacerle olvidar todo lo que le envuelve a la mujer... A parte de tener un toque de sentido del humor muy característico en Megan que te hace reír a más no poder.

También podemos ver que todos los personajes que usa en la novela son muy característicos, con unas personalidades un tanto peculiares pero que te van robando el corazón a medida que va pasando la historia. Por ejemplo, en este libro había momentos en que quería matar a Victoria y su mente tan cerrada y testaruda, en cambio, me enamoré de su hermana, Bárbara. Son totalmente contrarias al inicio de la historia, pese a que a lo largo del libro sus personalidades se van moldeando y modificando según los sucesos que les van ocurriendo y mostrar ese proceso de cambio creo que es algo realmente difícil de plasmar en palabras, pero Megan realmente lo consigue.

Además, una de las cosas que más me llaman la atención de los libros de Megan, y éste no es ninguna excepción es que los personajes femeninos no son las típicas chicas 10. Tienen sus problemas, sus dolores de cabeza, sus dudas, sus michelines y su pasado, por tanto son personas que perfectamente podrían ser reales. Eso hace que cualquier persona pueda sentirse identificada con todas ellas y, por tanto, hacer que la historia sea casi propia para cada lectora.

1 comentario:

  1. Gracias....por esta maravillosa reseña.
    Me encanta saber que la novela te gustó, a pesar de lo rarita que es Victoria...eso sí...al final menos mal que se da cuento de lo verdaderamente importante de la vida. Un besazo

    ResponderEliminar