Diez Lecciones para dar Caza a un Lord y que te adore - Sarah Mac Lean

16 jun. 2015

Sarah MacLean creció en Rhode Island, obsesionada con la novela romántica histórica y lamentando el hecho de haber nacido mucho tiempo después de poder participar en el debut de la temporada.

La inclinación que siempre tuvo por la historia la llevó a graduarse en Smith college y en la Universidad de Harvard antes de que finalmente decidiera coger la pluma y escribir su primer libro.

Ahora vive en Nueva York con su marido, su perro y una extensísima colección de novelas románticas. Le gusta mantener contacto con sus lectoras y puedes visitarla en www.macleanspace.com 

Título original: Ten Ways to Be Adored When Landing a Lord
Saga: Segundo libro de la trilogía Amor por números
Categoría: Novela romántica histórica 
Editorial: Versatil Romántica
Páginas: 393
Este libro contiene la descripción de alguna escena de sexo, por lo que, estáis avisados.

Argumento:

Desde el momento en que una popular revista femenina le nombra el "soltero más codiciado de Londres", Lord Nicholas St. John se ve perseguido a todas horas por mujeres que solo piensan en contraer matrimonio. Por eso, cuando se le presenta la oportunidad de escapar de ese suplicio la aprovecha sin pensárselo dos veces...

Pero en su camino se cruza Lady Isabel Townsend, la mujer más terca y deliciosa que haya conocido nunca.

Cuando se trata de pescar a un Lord, una debe hacerle creer que es él quien sostiene la caña.


Opinión personal:
El primer libro de esta trilogía me encantó, terminé muy contenta y este no ha sido para menos. La verdad es que he disfrutado muchísimo del libro. Sigue siendo la aristocracia inglesa, pero Isabel le da un toque especial. Es aristócrata pero no se comporta como tal.

Isabel es una mujer fuerte, valiente, diferente a todas las de la época, una mujer que se encarga de cuidar, de proteger y de querer a todas esas mujeres que por distintos motivos la sociedad de la época las rechaza. Aun sin dinero y casi sin familia, consigue sacar fuerza para tirar adelante haciendo trabajos que una dama nunca debería hacer. Y, por supuesto, escondida del resto del mundo, en un pequeño pueblo donde nadie puede llegar a saber qué ocultan realmente las paredes de Townsend Park.
-No, cariño, no te ocultes de mí.
-Es que... tengo que hacerlo.
Él sonrío de medio lado.
-Eres preciosa... y ni siquiera lo sabes.
-No lo soy.
-Sí, lo eres. -El le puso un dedo en los labios-. Aquí... -Lo bajó por el cuello hasta la cima de un seno-. Y aquí... -Lo deslizó por la curva del vientre-. Y aquí... -Siguió por encima de la mano con la que ella se cubría, hasta su sexo-. Y aquí. Isabel, eres tan preciosa que me duele verte. 
Por otro lado, a Nicholas ya lo conocí en el primer libro y la verdad es que me quedé muy intrigada por él, por saber más de su historia, su pasado, la procedencia de esa cicatriz tan sexy que tiene y sus viajes por el mundo. Pese a haber terminado el libro, creo que todavía hay más información que se podría llegar a saber de él, hay partes que no llegan a contarse y que, la verdad, aún me tienen intrigada.

Y como en la vida, a veces las casualidades pueden dar lugar a las mejores cosas en el mundo, en este caso ocurrió eso. Y Nicholas y Isabel se encontraron en Townsend Park. A partir de aquí, la verdad es que me reí muchísimo con algunas escenas, Isabel intentando esconder todo lo relacionado con las mujeres que viven con ella, Nicholas intentando averiguar más de ella, de sus secretos, de sus motivos, de sus extraños lacayos.
Suspiró. No le gustaba la manera en que la hacía sentir.  No le gustaba que sus palabras le aceleraran el pulso, ni que sus pícaras sonrisas le pusieran la piel de gallina, ni que su penetrante y honesta mirada hiciera que quisiera contarle toda su vida. Darle acceso a su mundo. A su pasado... y a su presente.
Y ahora la tentaba con la promesa del futuro mencionando el matrimonio. 
La lucha que se produce entre los dos la verdad es que me encanta. La forma en que ninguno de los dos quiere enamorarse del otro, que ninguno cree realmente en el amor, la vulnerabilidad que eso les da aunque no se den cuenta y el deseo de ser querido y amado por otra persona y como poco a poco se ven obligados a sucumbir a todos esos sentimientos que les rodean, que les envuelven y que les hacen necesitarse más el uno al otro.
-No recuerdo las palabras exactas -confesó él con media sonrisa-, pero...-Yo tampoco las recuerdo. -Isabel negó con la cabeza.-Bien. -Respiró profundamente-. No soy perfecto y sé que tengo que trabajar duro para volver a ganarme tu confianza, pero quiero que sepas que me siento muy feliz de que seas mi mujer.Seré el mejor marido que pueda. Que este anillo sea testigo de mis palabras.
Además de la historia entre ellos dos, también hay, aunque menos importante, la historia entre Lara, la prima de Isabel, y Rock, el compañero de viaje de Nicholas. Creo que la historia queda mucho en segundo plano cuando podría haber dado mucho de sí y más teniendo en cuenta que Rock tiene provinencia turca, por lo que, seguro que en la sociedad londinense de la época eso hubiese provocado un gran escándalo.

Para terminar, solo decir que me hubiese gustado muchísimo, saber más sobre la historia de Minerva House, sobre las dos docenas de mujeres que ahí se esconden. Sus historias, sus aventuras, por qué escaparon y por qué se esconden. Sigo teniendo curiosidad por ello y no creo que en el tercer libro lleguen a hablar de todo eso, por desgracia. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada