Un verano en la Provenza - Olivia Ardey

22 jun. 2016

Título original: Un verano en la Provenza
Categoría: Novela romántica histórica      
Editorial: Versátil      
Páginas: 366    

Argumento:
La vida de Monique se derrumba el día que cae en las trampas de su profesión. Pocas semanas después de recibir el premio más prestigioso de la Asociación de Periodistas de Francia, la prensa rosa publica unas fotografías suyas en actitud comprometida. Incapaz de enfrentarse al acoso mediático, abandona Paría para refugiarse en la Provenza. Allí revivirá sus días de adolescente tímida, siempre a la sombra de su prima Giselle, se reencontrará con Paul, el hombre que le dio su primer beso y descubrirá el origen secreto de la tía que las acogía durante aquellos veranos de infancia.

Pero su tía le había reservado otro regalo: la llave de un secreter que alberga un diario que le revelará la historia de una joven cuyo único pecado fue amar a un soldado alemán durante la ocupación de París. A medida que se adentre en sus páginas, Monique sentirá cómo renacen sus sentimientos hacia Paul. Pero él ya no es el joven divertido, despreocupado y apasionado de la natación que le hizo descubrir el amor; el tiempo y los desengaños han marcado a fuego su carácter. Sin embargo, el destino tiene prevista una sorpresa para ellos. Algo que ambos ignoran los unirá, de algún modo, para siempre. 

Opinión personal:
Hacía mucho tiempo que tenía ganas de leer algo más de Olivia Ardey. De ella solamente me he leído dos de sus libros: Regálame París y En la Toscana te espero. Y sinceramente ambos me encantaron y me enamoraron. En este caso, me enamoré de la portada porque es realmente preciosa, pero el interior es todavía mejor.

Monique es periodista y ha sido galardonada con el mayor premio en Francia para el periodismo. Pero a la vez que la premian, un escándalo sobre ella ve la luz. Eso hace que quiera alejarse de París, huyendo hacia la Provenza, lugar donde, durante su niñez pasó los veranos en casa de su tia y donde encontró a su primer amor: Paul.

Y ese viaje a la Provenza, le va a cambiar la vida para siempre. Se reencuentra con Paul y parece que los sentimientos vuelven a aflorar. Pero no solo por parte de ella, también por parte de él. Pero ninguno de los dos parece dispuesto a aceptar lo que siente por el otro, hay ciertas barreras, desconfianzas... Pero no solamente Paul hará que la vida de Monique sea diferente. En casa de su difunta tía, encuentra una libreta en un secreter con una historia escondida, una increíble historia.
-Nunca he sido tan feliz, papá. He sido muy tonta al desperdiciar mi tiempo. Los malos recuerdos del pasado y el miedo al futuro me estaban robando el presente, que es lo que de verdad cuenta. Pero ahora no. Por fin sé lo que es esa felicidad tan grande que te hace reír y llorar a la vez, y no voy a dejar que se me escape de las manos. 
Me encanta la forma en que Olivia, con sus descripciones de los paisajes, consigue transportarte al rincón donde ella quiere, en este caso, la Provenza. Y sientes la Provenza, sus colores, sus olores y te enamoras de ella tal y como hacen sus personajes. Porque esos campos llenos de lavanda no pueden salir de mi mente y solo hace que tenga deseos de viajar hacia allí y conocerlo por mi misma.

Además, la historia en general me ha encantado, la forma que tiene de enlazar todos los hechos que van ocurriendo, porque no es solamente una historia de amor entre sus protagonistas, hay mucho más. Una lucha por encontrar la felicidad, por no aceptar lo que nos viene impuesto, por creer en lo que sientes y en las personas que te rodean y por dar una segunda oportunidad a las personas que lo merecen. Porque en la vida, muchas veces, tenemos que arriesgarnos y confiar. 

Sus personajes me han enamorado. Pero no solamente Monique y Paul, los protagonistas de esta historia. También nos encontramos con Jérôme, el padre de Paul, Sandra y Patricia, las amigas con las que Monique convive en París y que sin duda se han convertido en sus mejores amigas y Richard y André, el hermano y el padre de Monique. Aparecen muchos más personajes, obviamente, pero estos son, sin lugar a dudas, los que más me han cautivado, cada uno con su propia historia dentro del libro entrelazada con la de nuestros protagonistas. Todos ellos tienen algo que aportar y sin ellos la historia no sería lo mismo, por ese motivo es tan especial.
-¿Sabes en qué consiste mi suerte? En ser feliz con lo que tengo. Y cuando no lo he sido, he procurado buscar cosas nuevas que me alegren la vida. 
Si que tengo que decir que hay una pequeña cosa en la novela que no terminó de convencerme y que, aunque era bastante previsible, esperaba que no fuera así. No quiero decir mucho para no spoilear a nadie, pero tiene relación con André, el padre de Monique. Este hombre me encanta, creo que es muy valiente por su parte como consiguió salir adelante él solo con dos hijos a su cargo, siendo tan joven y a la vez llevar su empresa. Y entiendo, a raíz de conocer a la madre de Monique, que sea una persona que no quiera creer en el amor, que no se fie de los demás pero, ese final que se le da... Para mi gusto es algo, raro, por definirlo de alguna forma. Pero creo que es solamente un pequeño detalle.

Olivia tiene una forma de narrar sencilla, ligera, con mucho sentimiento, muy amena y que te engancha con mucha facilidad a la trama. Desde el primer momento a mi me tuvo cautivada, y más con ese inicio algo especial, contándonos el inicio de una historia, dejándonos con la intriga de cómo sigue hasta que, más adelante, seguimos descubriéndola. Por lo que, creo que podemos decir que dentro del libro, encontramos otra pequeña historia que hace referencia a otro tiempo y a otro momento pero que es algo que marca a la protagonista.


4/5

12 comentarios:

  1. Hola!! Yo de Olivia Ardey he leído los mismos libros que tú, Regálame París y En la Toscana te espero y la verdad es que me gustaron mucho los dos. Este lo tengo en la lista de libros para este verano, así que no se me escapa.

    Gracias por la reseña!

    ResponderEliminar
  2. Tengo muchas ganas de leerlo, aunque tengo pendiente En la Toscana te espero.
    Un beso ^^

    ResponderEliminar
  3. Tengo muchas muchas ganas de leerlo!! es de los pocos que le faltan por leer de la autora y por el momento solo uno de ellos no ha llegado a convencerme

    ResponderEliminar
  4. No tiene mala pinta, pero la verdad es que tampoco me llama especialmente (que ya sabemos cómo soy yo con estos libros xD)
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola! Acabo de descubrir tu blog y me ha gustado muy mucho.

    ¿Te pasas por el mío?

    Saludos. ❤ツ

    ResponderEliminar
  6. Hola!!!
    Tengo pendiente de leerlo, esta autora me encanta.
    Un saludo:)

    ResponderEliminar
  7. Holiwi *-*
    Este libro me parece interesante pero tengo tantos libros que no sé que hacer xD
    Me alegra que te haya gustado tanto.
    Un beso :*

    ResponderEliminar
  8. Holaaa!
    No he leído nada de la autora pero me apunto este libro para darle una oportunidad porque viendo lo bien que hablas de ella fijo que me gustan mucho.
    Un beso =)

    ResponderEliminar
  9. Hola!
    Esta historia me parece perfecta para este verano, además que la trama me llama la atención y su portada es realmente preciosa.
    Gracias por la reseña.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Hola :D

    no he tenido la ocasión de leer nada de Olivia Ardey, pero he leído y oído buenas críticas. Este libro lo he visto en muchas entradas de "novedades" y la portada me gustaba mucho.
    Intentare darle un oportunidad :P

    Gracias por la entrada :)

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  11. Todavía no he leído nada de la escritora, y tengo uno en papel, a ver si este verano me animo. Gracias por la reseña, despertó mi curiosidad para descubrir como escribe la autora.
    Gracias por pasarte por mi blog, Me quedo en el tuyo. Besos.♥♥

    ResponderEliminar
  12. Muchísimas gracias por tu opinión y, sobre todo, por leer el libro. Me hace mucha ilusión saber que te ha gustado. Con tu permiso, enlazo la reseña en el rincón de críticas de mi blog. Kiss.

    ResponderEliminar