Ardiente verano - Noelia Amarillo

13 ene. 2012


Noelia Amarillo nació en Madrid, el 31 de octubre de 1972, justo a las 11.30 de la noche, y me alegro un montón por ello, es preferible nacer el día de las brujas (Halloween) que el día de todos los santos. (Más que nada, porque de santa no tengo un pelo y de bruja… bueno, lo tengo todo).

Trabajo de administrativo (y lo que se tercie) en la empresa familiar junto con mi padre y mi hermano, y gracias a ello tengo tiempo de escribir lo que se me pasa por la mente (¿Habéis oído aquello de que ser la hija del jefe es un chollo? Pues eso mismo).

Tengo un marido estupendo, rubio, alto y de ojos verdes (mío, solo mío, mi tesoro) con una ligera y adorable barriga cervecera que además es electricista y me hace todas las chapuzas en casa (repito, es solo mío).

Tengo dos hijas preciosas, que son exactamente iguales a mí, unas brujillas traviesas que lían la de Dios es Cristo en cuanto me descuido y que además tienen más labia que un abogado. (Mi madre dice que es cosa del destino, que así sufriré lo que sufrió ella, en fin…).

Todos los viernes salgo con mi mejor amiga y un domingo al mes me voy al rastro a darle a lengua con “las chicas”. Mis pasiones, mis hijas, leer, escribir y sobre todo pasar el tiempo con mi gente.

Título original: Ardiente verano
Categoría: Novela Erótica
Editorial: Eride Ediciones, Letra eNe
Páginas: 475
Oficial site: Blog
Este libro contiene la descripción de alguna escena de sexo, por lo que, estáis avisados.

Argumento:
María, una mujer de poco más de treinta años, con un hijo adolescente y una vida cómoda en Madrid, se ve «obligada» a pasar las vacaciones de verano en el pueblo de su exmarido. Y no es que le haga mucha gracia…

Un día, perdida en la sierra, encuentra una rústica cabaña de madera en un claro del bosque. Junto a ella hay un pequeño cercado con dos caballos; incapaz de resistir la curiosidad, se acerca para recrearse en sus movimientos sin saber que ella misma está siendo observada.

A partir de ese momento todo su mundo dará un giro radical. Todo en lo que cree cambiará a manos de un desconocido que no permite que le vea la cara mientras le ordena, susurrante, que haga lo que jamás se atrevió a hacer.
¿Lo hará? ¿Se dejará llevar por las palabras encendidas, las caricias ocultas y la pasión prohibida de un hombre al que ni siquiera puede ver el rostro?


Opinión personal:
Este libro creo que es uno de los mejores que me leí a lo largo del año pasado. Me hablaron muy bien de esta autora y cuando fui a la Feria del Libro de Madrid decidí darle una oportunidad, lo compré y encima conseguí que Noelia me lo dedicara.

La primera vez que me lo leí, no fui capaz de salir de la cama y del mundo de Monbeltrán hasta que llegué a la última palabra. Recuerdo que mi madre entró varias veces a mi cuarto preguntándome si tenía hambre, si quería comer y que incluso estaba preocupada porque no salía ni para ir al baño. Para que veáis la manera en que me enganchó la lectura.

Después de esa primera vez, lo he leído como 4 o 5 veces más y es que es de esos libros que nunca te cansas de leer. En cada lectura encuentro un nuevo detalle, una nueva visión. Pese a que sé todo lo que va a pasar a lo largo de la historia, en que momentos y casi hasta los diálogos, sigo sorprendiéndome, emocionándome, tensionándome, enamorándome más y más de los personajes, de ese pequeño pueblo, de todas las escenas, de esa pequeña cabaña y de ese divertido y erótico juego que se llevan entre manos María y Caleb.

Nunca había leído una novela erótica antes pero habiendo leído esta que combina tan bien un buen argumento, las escenas eróticas (todas ellas brutales y totalmente diferentes entre ellas) y un poco de misterio, me dan ganas de empezar a conocer más todo este "nuevo" mundo. Así que intentaré leer algún otro libro más de este género.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada