Fue un beso tonto - Megan Maxwell

3 ene. 2017


Megan Maxwell es el seudónimo bajo el que escribe Carmen, una romántica empedernida. Nació una fría tarde de febrero en Nüremberg (Alemania). Es hija de una española y americano. Antes de cumplir su primer año de edad, su madre, una toledana muy guapa, hizo las maletas y juntas regresaron a España. Concretamente a Madrid, donde su familia las recibió con los brazos abiertos. En su niñez siempre le gustó leer libros sobre mujeres decididas, valientes y con carácter. Nunca le gustaron las féminas modositas.

Como Megan siempre dice: "Para mí escribir es soñar". Por ello escribe, sueña, inventa y crea historias sobre mujeres de rompe y rasga. Mujeres dispuestas a dejar su pequeña huella en el mundo y demostrar que eso de que somos el sexo débil, está obsoleto y anticuado.

Durante años trabajó como secretaria en una asesoría jurídica. Allí escuchó los problemas de muchas personas, hasta que un día decidió hacer algo con su propia vida. El destino le dio una oportunidad y se lanzó a la piscina dispuesta a conseguir su sueño: publicar sus novelas.

Megan Maxwell vive en un encantador pueblo de Madrid, en compañía de su marido, sus dos hijos, su perro Drako y su gato Romeo. 

Título original: Fue un beso tonto
Categoría: Romántica Contemporánea Chick-lit
Editorial: Versatil Ediciones
Páginas: 397
Oficial site: Web
Este libro contiene la descripción de alguna escena de sexo, por lo que, estáis avisados.

Argumento:
Tras una serie de fracasos amorosos las Inspectoras de policía Olga Ramos y Clara Viñuelas lo tienen muy claro “para qué un novio, si se pueden tener muchos amigos”. 


Sin embargo, una serie de circunstancias harán que sus vidas cambien por completo.
Humor, drama, un punto picante y mucho optimismo encontrarás en esta nueva novela de Megan Maxwell.


Opinión personal:
Tal y como dije en la reseña de Las ranas también se enamoran de la misma autora, estoy intentando ponerme al día con todas sus novelas y esta ha sido la segunda que me he leído.

En general los policías no me llaman mucho la atención, pero estas dos inspectoras son brutales. Ojalá todos los policías que te encuentras por la calle, que generalmente son unos bordes, tuviesen un poco de su chispa, aunque luego cuando se trata de trabajo se ponen muy serias las dos.

La forma de escribir sigue estando en la misma línea, ese salero, esa forma tan directa de hablar y, en ocasiones, hasta un poco basta para ser mujeres. Pero es lo que hace que sea tan divertida.

Pero no todo es diversión. Al haber implicadas dos Inspectoras de policía hace que la trama tenga un punto más de misterio ya que tanto Olga como Clara se meten en bastantes líos. Suerte que tienen a dos doctores pendientes de ellas y las curan todas las veces que les haga falta.

Así que sigo recomendando a esta gran autora española que es Megan Maxwell que te hace pasar un magnifico rato con una estupenda historia de amor con muchos toques cómicos y, como no, un poco de tristeza en algún momento.

6 comentarios:

  1. Tengo muchas ganas de estrenarme con esta autora, de momento tengo entre mis pendientes Las ranas también se enamoran, espero leerlo pronto

    ResponderEliminar
  2. Lánzate Tatty, que no te arrepentirás,...

    ResponderEliminar
  3. Sera una perdicion, es como una drogaaaa (buena por supuesto) es leer uno y acabaras con toda su coleccion

    ResponderEliminar
  4. Tatty, te recomiendo los dos porque son realmente buenos. Seguro que no van a decepcionarte ^-^

    ResponderEliminar
  5. Cuando empecé a leer a Megan... no pude parar, sus libros enganchan un montón. Sigue leyéndola que no te va a defraudar!

    ResponderEliminar
  6. No lo conocía, pero de momento, no entra en mis planes leerlo. (Muchos pendientes y poco tiempo).Pero muuuuchas gracias por compartir tu opinión.
    Besotes.

    ResponderEliminar