Cada siete olas - Daniel Glattauer

30 dic. 2015

Daniel Glattauer nació en Viena en 1960. Desde 1989 colabora para el periódico austriaco Der Standard. Es autor de varias obras, entre ellas, Der WeihnachtshundDie AmeisenzählungDarum y Die Vögel brüllen.

Su novela Contra el viento del norte (Alfaguara, 2010), finalista del prestigioso German Book Prize, se convirtió en un best seller traducido a treinta y dos idiomas y con gran éxito en forma de radionovela, obra de teatro y audiolibro. Cada siete olas (Alfaguara, 2010) fue la segunda parte de ese fenómeno editorial. Le siguieron la publicación de La huella de un beso (Punto de Lectura, 2011); Siempre tuyo (Alfaguara, 2012), Theo (Punto de Lectura, 2013) y Porque sí (Punto de Lectura, 2013). Un regalo que no esperabas es su última novela.

Título original: Alle sieben Wellen
Saga: Segundo libro de la bilogía Contra el viento del norte
Categoría: Novela de comedia romántica contemporánea
Editorial: Alfaguara
Páginas: 272

Argumento:
¿Ya conoces a Emmi Rothner y a Leo Leike? Entonces es que has leído Contra el viento del norte, la inusual historia de amor en que dos personas que jamás se han visto se enamoran perdidamente por e-mail.

¿Opinas que los enamorados se merecían verse personalmente, aunque fuera sólo una vez? Comienza a leer Cada siete olas.

¿Te dispones a abrir este libro sin conocer Contra el viento del norte? Aquí tienes el equipaje necesario: Leo Leike vuelve de Boston tras poco menos de un año. En casa lo esperan noticias de Emmi Rothner. Ambos se dan cuenta de que sus sentimientos no han cambiado y piensan que quizá deberían verse una vez en persona. Pero Leo ha empezado una relación y Emmi sigue casada...

Daniel Glattauer vuelve a cautivar a los lectores y a la crítica internacional con su peculiar mirada sobre las relaciones amorosas en nuestro tiempo. Emmi y Leo nos enseñan que, después de que seis olas rompan en la orilla llega la séptima, y ésa trae siempre muchas sorpresas.

Opinión personal: 
Después del final de Contra el viento del norte, no podía esperar para nada ni un segundo a empezar a leer la continuación de ese magnífico libro. Tenía que saber que la historia no terminaba de esa forma, tenía que haber una continuación, un desenlace, un... algo más ¿no?

Así que al igual que el primero, este libro me duró muy poco, solo unas horas. Y aunque tengo que decir que no lo disfruté tanto como el primero, me ha gustado mucho. Y cuento mis motivos, el primero era todo muy novedoso. Solo se hablan por e-mails, tienen curiosidad por verse pero no llegan a hacerlo por distintos miedos, por perder la conexión que tienen, por quitar la ilusión o la magia. En este segundo hay varios encuentros que al final demuestran que todos los miedos que tenían eran infundados y que en persona las cosas también pueden irles bien. Ahora bien, lo pesado quizás se me hizo con las mil y una veces que quieren dejarlo. Que ponen fin a su relación. No son pareja, lo suyo es algo que va más lejos que eso, es una relación emocional sin la que no pueden vivir, pero donde ambos intentan mil veces dejarlo. A veces durante dos semanas, otras un mes... Según la ocasión. Este querer dejarlo para luego volver, sobretodo por parte de ella, que siempre quiere decir BASTA y termina volviendo a él, necesitándole, es quizás lo que se me hizo un poco repetitivo.

Quitando ese detalle, el libro me pareció muy ameno y mucho más sentimental. Cada vez ahondan más en sus sentimientos, de manera filosófica o bien totalmente directa y se demuestran quererse aun teniendo cada uno su vida. Es como si ambos tuviesen dos vidas: una mediante internet, en el correo electrónico donde son ellos mismos, con sentimientos, pensamientos y donde se conocen al 100% de su persona y otra en la vida real, con sus parejas, su familia, sus vidas cotidianas...

No quiero ahondar más en este libro por miedo a, sin quererlo, soltar spoilers sobre éste pero, sinceramente, es una biología preciosa, totalmente recomendada como una lectura ligera, para desconectar, para reencontrarte, para pensar que el día menos esperado puede surgir algo precioso, que de un error puede aparecer el amor de tu vida. Porque quizás no creamos en el destino, pero... ¿por qué no? 

2 comentarios:

  1. ¡Hola! Soy un poco desastre y no tengo memoria... Sé que leí "Contra el viento del norte", pero no estoy segura de haber leído esta segunda parte... Quizá pronto vuelvo a leerlo.

    1beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recuerdas un final bastante chocante o uno más predecible? Si es el segundo, es que sí que lo has leído jajajaja
      De todas formas, siempre puedes volver a leerlos porque son muy rápidos

      Saludos!

      Eliminar